Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Un edificio con pasado y futuro

En pleno centro de San José de Mayo y con la participación la comunidad local, autoridades, referentes de la educación y la prensa, la Universidad Tecnológica abrió las puertas del predio en donde funcionó la cárcel de ese departamento, que se convertirá en una nueva sede a partir de marzo de 2020.

La obra comenzó en abril de 2019 e implicó una inversión total superior a los 1.500.000 dólares.

El predio –que había sido cedido por el Ministerio del Interior en 2017 tras la firma de un comodato-, tiene una superficie aproximada de 1.110 metros cuadrados y tendrá una capacidad para 250 estudiantes por turno. Será el Tecnólogo Informático –una carrera conjunta con UTEC, CETP-UTU y UdelaR- la primera experiencia educativa que se imparta en esas instalaciones.
En la nueva sede de UTEC se instalará además un espacio de cowork, con el objetivo de acercar a personas con distintas edades, profesiones y habilidades distintas y así fomentar la innovación tecnológica y el emprendedurismo.

La recorrida

Pasado el mediodía del lunes 30 de setiembre empezaron a acercarse vecinos y curiosos para ver qué motivaba el movimiento en la excárcel de San José.

La recorrida por las instalaciones comenzó sobre las 15 horas y contó con la participación de la vicepresidenta de la república, Lucía Topolansky, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, su par del Interior, Eduardo Bonomi, y los consejeros de UTEC Graciela Do Mato y Rodolfo Silveira, además del expresidente José Mujica, funcionarios y docentes de UTEC, y representantes de las fuerzas vivas del departamento de San José.

Antes del desarrollo del acto, los presentes recorrieron una serie de actividades interactivas instaladas por el área Tecnología Aplicada al Aprendizaje (TAA) de la Universidad.

La idea central era dar a conocer algunas de las herramientas tecnológicas con las que cuentan los estudiantes de UTEC en las diversas sedes del territorio nacional, como lo son los Laboratorios Remotos, que permiten a través de una interfaz web controlar dispositivos físicos de un laboratorio, desde cualquier lugar y en cualquier momento; una aplicación de Realidad Virtual que permite dar un recorrido y reconocimiento de los equipos de los laboratorios de los diferentes centros, utilizando lentes de realidad virtual; así como también una serie de plataformas de gestión académica y de learning analytics e inteligencia artificial, que sirven para analizar el ciclo de vida académico de los estudiantes y potencia el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Luego de la recorrida se exhibió una serie de videos elaborados por la Unidad de Comunicación y Difusión de la Universidad, que próximamente podrán verse en nuestro canales institucionales y que presentan el #modeloUTEC.

El encargado de inaugurar la oratoria en el acto de cierre fue el consejero Silveira, quien destacó el trabajo de los 2.500 estudiantes y los 400 funcionarios que son quienes dan vida a la UTEC. En su opinión, el marcado crecimiento de la matrícula de la Universidad da cuenta de que “en el interior había gente que estaba ahí y quería educarse” porque “en este país la mayoría de la gente quiere educarse”.

La ministra Muñoz destacó el carácter descentralizador de la universidad. En esa línea aseguró que en aquellos departamentos donde se ha instalado UTEC se empieza a percibir una dinamización de en las economías locales, ya que la interacción de la institución con el sector productivo es relevante.

La vicepresidenta Topolansky, por su parte, aseguró que la educación es una de las herramientas inclusivas más importantes que tiene el país, ya que un centro educativo siempre derrama a la sociedad y aspira a que capitales inversores se animen a instalarse cerca de las sedes educativas de UTEC.

Por último, el ministro Bonomi celebró que la antigua cárcel de San José se convierta en un moderno centro de estudios de la Universidad y valoró como fundamental el desarrollo de la formación para el avance de las sociedades.

Quien cerró el evento fue Julio, actual estudiante del Tecnólogo Informático en San José, quien compartió su experiencia y lo que significa que el lugar donde trabajó como policía, la excárcel, se transforme en un centro de estudios.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: