Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Tecnólogo en Mecatrónica

UTEC inició sus actividades académicas en el Instituto Tecnológico Regional Suroeste

Unos 60 estudiantes, pertenecientes a las dos primeras generaciones del Tecnólogo en Mecatrónica, estrenaron este martes 5 de abril el primer sector habilitado del Instituto Tecnológico Regional Suroeste (ITR) de la Universidad Tecnológica (UTEC).

La superficie habilitada en esta primera etapa es de 650 metros cuadrados. Está previsto que la obra, que comenzó en junio de 2015 en el emblemático barrio Anglo de Fray Bentos, esté terminada en junio de 2016. Su superficie aproximada es de 3.400 metros cuadrados y tendrá una capacidad total para unos 2000 estudiantes.

El martes 5 de abril quedará registrada como una fecha histórica para UTEC, debido que marca la puesta en funcionamiento de una parte de la infraestructura de su primer ITR.

En horas de la tarde, previo al inicio de las clases del Tecnólogo en Mecatrónica, los estudiantes fueron recibidos por los Consejeros de UTEC Lic. Graciela Do Mato y Dr. Ing. Agr. Pablo Chilibroste, la Directora de Educación, Dra. Beatriz Peluffo, y el Coordinador de la carrera, Dr. Ing. Fernando León. Además, estuvo presente un grupo de funcionarios de la universidad, que colaboró con los detalles finales previo a la apertura de puertas para los estudiantes.

Posteriormente, estudiantes, docentes y autoridades recorrieron la parte de la obra que está habilitada, y luego de un breve brindis, comenzaron los cursos.

Ubicación y funcionamiento de los ITR

Desde su puesta en marcha, a principios de 2013, UTEC comenzó a configurar su diseño institucional, al tiempo que definía cuáles serían sus primeras carreras y en cuáles departamentos ubicaría sus centros educativos.

Al cabo de tres años y medio, UTEC imparte ofertas educativas en los siguientes departamentos:

En lo que refiere a la infraestructura, UTEC realizó en 2013 y 2014 una serie de diagnósticos de las capacidades existentes y faltantes a nivel de todo el territorio nacional en relación a las ofertas y demandas de formación terciaria, para decidir la ubicación de sus ITR.

A partir del análisis de los resultados que arrojaron dichos relevamientos, se tomó la decisión de ubicar sus ITR en Fray Bentos (Región Suroeste), Durazno (Región Centro-Sur) y Rivera (Región Norte).

También pesó en la elección de la ubicación de los ITR, y como factor estratégico, la coincidencia y complementación con los campus de CETP-UTU en el interior del país, y en el caso de la ciudad de Rivera, la integración al Polo de Educación Superior, un proyecto conjunto que reunirá carreras de la Universidad de la República (UdelaR), el Consejo de Educación Técnico Profesional-UTU, el Consejo de Formación Docente (CFD) y UTEC.

¿Por qué un ITR en Fray Bentos?

Una clave para esta resolución es la importante demanda de formación terciaria que se aprecia en el lugar, tanto a nivel de grado universitario como de tecnólogo, en una diversidad de áreas que incluye: Mecatrónica y Energías Renovables, además de temas agroalimentarios.

La capacidad de trabajo en red y la articulación de esfuerzos de los agentes locales en pro de objetivos comunes, la cantidad de población en la ciudad y en su área de influencia –que incluye a Mercedes a tan solo 30 kilómetros–, y una buena infraestructura de servicios para recibir docentes y estudiantes de todo el país, fueron elementos específicos que jugaron a favor de Fray Bentos como nodo central de UTEC en la Región Suroeste.

Características del ITR Suroeste

UTEC, con el auspicio de la Intendencia de Río Negro y el patrocinio de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU), lanzó en marzo de 2014 un Concurso Público con el objetivo lograr la definición arquitectónica y urbanística de la nueva sede para el ITR en Fray Bentos.

En junio, un jurado especializado definió premiar la propuesta elaborada por los arquitectos Virginia Ruiz Mirazo, Alejandro Dibarboure, Ingrid Grauert e Inés Llorente.

Dibarboure indicó que el equipo de arquitectos ve a la instalación del ITR en el emblemático barrio Anglo como un “verdadero desafío”.

“Lo tomamos como un desafío pero con mucha responsabilidad con respeto a esas tradiciones que tiene ese barrio. Los materiales utilizados y el aspecto del edificio tienen un lenguaje arquitectónico acorde al entorno en el que está ubicado. En el concurso venían dadas ciertas pautas entre las que se destacaba un respeto del actual patrimonio edilicio, industrial y paisajístico de la zona.”

Cobertura en video

Video: Gentileza de TNU.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: