Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Se desarrolló la segunda edición de U-Tech

Decenas de estudiantes de la Licenciatura en Tecnologías de la Información (LTI) y de bachilleratos tecnológicos de Durazno asistieron el jueves 21 de junio en el Instituto Tecnológico Centro-Sur a la segunda edición de U-Tech, la mayor Feria de Empleo en Tecnologías de la Información en el interior del país.

El evento está organizado por la Universidad Tecnológica (UTEC) y Smart Talent (Uruguay XXI) y contó con el apoyo de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (Cuti) y de unas 16 empresas referentes en el área de las TICs.

U-Tech surgió ante la creciente existencia de capital humano calificado en las distintas regiones fuera de la capital y ante la necesidad por parte de las empresas tecnológicas de contratar personal calificado. Se trata de vincular a los estudiantes y egresados de UTEC con potenciales empleadores, para pensar en conjunto cuáles son las necesidades y los principales desafíos del sector.

A sala llena estudiantes y egresados de LTI presentaron sus proyectos: Sistema de Gestión Educativa y Sistema de Gestión Operativa del Proceso de Crianza de las Terneras de Tambo.

La primera exposición estuvo a cargo de Gabriel Pereira, egresado y tutor de la carrera, quien presentó el proyecto final grupal de generación 2015 de la Tecnicatura en Tecnologías de la Información.

Pereira contó los desafíos que se le plantearon al equipo y qué metodologías utilizaron para sortear los contratiempos y llegar finalmente a poner el proyecto en producción.

“El trabajo e interacción que se logran se acercan muchísimo a lo que va a ser después. El cumplir fechas, el llegar a cumplir hitos, el trabajar en equipo con gente que no conocías de antes te condiciona, y si lográs superar esa experiencia, entenderás cómo funciona el mundo del trabajo (…) Las tecnologías van a cambiar, sin duda, y lo que hoy sabemos dentro de dos o tres años capaz que lo tenemos que reaprender todo de vuelta, pero lograr superar ese hito de trabajo en equipo me parece lo mejor de todo”, afirmó Pereira.

Tanto en este caso como en el del segundo grupo, se dejaba entrever cómo es la dinámica de la carrera, cómo funciona la semipresencialidad y cuáles son las habilidades que los estudiantes y egresados adquieren en UTEC.

Conformado por Andrea Correa, Paola Avero, Luciana Ferreyra, María Laura Gayo y Felipe Castro –todos estudiantes pertenecientes la generación 2017 año de la LTI-, el segundo equipo relató cómo fue el trabajo conjunto con estudiantes del Tecnólogo en Manejo de Sistemas de Producción Lechera, para generar el Sistema de Gestión Operativa del Proceso de Crianza de las Terneras de Tambo.

El grupo destacó cómo lograron potencializar las individualidades de cada uno, cumpliendo roles diferentes y complementarios, y subrayaron además el apoyo constante de sus tutores.
El director del Departamento de Programas Especiales felicitó a los estudiantes por sus exposiciones y agradeció a las empresas por acercarse al ITR Centro-Sur, ya que el intercambio Academia-Sector Productivo es uno de los distintivos del modelo educativo de UTEC.

“Aproximadamente 9 de cada 10 de los egresados de UTEC están insertos en el mercado laboral, lo cual es un buen indicador. Pero que nos gustaría mantener y seguir creciendo. Nos preocupa ese 10% que todavía no tiene trabajo. Por eso este tipo de instancias y otras que también trabajamos a lo largo del año, que permiten ver cómo retroalimentar la experiencia laboral a partir del estudio y viceversa”.

Posteriormente llegó el turno de la conferencia “Oportunidades y desafíos de la distribución en TI”, a cargo del ingeniero en Sistemas Computacionales Martin Cabrera, Co-Founder de la empresa Moove-it.

Su experiencia va desde la arquitectura de software, educación y desarrollo de software. Se ha desempeñado en diferentes roles: como desarrollador, gerente de TI, arquitecto de TI, consultor, gerente de proyectos y chief technology officer.

Cabrera contó ciertos problemas y desafíos entorno a la distribución y a la modalidad de trabajo a distancia, mediante el caso particular de Moove-it, una empresa conformada por unas 80 personas, con sede en San Francisco, Austin y en Montevideo pero que también cuenta con gente trabajando en Colombia, Argentina y Perú.

El 85% de los clientes de la empresa son estadounidenses mientras que el restante 15% son de toda Sudamérica. Con 11 años de vida, Moove-it se destaca por las horas que dedica a la investigación y al desarrollo: unas 2500 horas anuales. El foco está en aprender nuevas tecnologías y metodologías de trabajo.

El trabajo con modalidad remota –ya sea con 100% de virtualidad o de forma semipresencial- tiene desafíos a nivel de las comunicaciones pero también de los sistemas de información. Todo tiene que estar documentado, recomienda Cabrera, para que se logre un proceso de trabajo eficiente.

“Es vital que se pregunten qué quieren ser, qué quieren trabajar. Los gustos cambian, hay muchos roles, rótulos, cada uno de ellos con distintas responsabilidades y obligaciones”, dijo.
Para cerrar presentó a los presentes una serie de software colaborativos, donde los usuarios acceden y comparten conocimiento, se conectan entre sí y hasta consiguen empleo.
“El contenido está ahí. La excusa no puede ser ‘No tengo la herramienta, no tengo la forma’. Hoy pasa todo lo contrario: el contenido está, los cursos están, el código está y la forma de mostrarse está. La vidriera es increíble”.

Luego del cierre de la oratoria los presentes se dirigieron a laboratorios donde estaba montada la feria, con stands de las empresas; un espacio específico para promover el intercambio, donde se desarrollaron intercambios sobre proyectos de TI, servicios, modelos de negocios y propuestas laborales en busca de nuevos talentos.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: