Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Programa de Formación Profesional en Lechería

Prevención, diagnóstico y tratamiento de las rengueras fueron el centro de la segunda etapa del Programa de Formación Profesional en Lechería

El Programa de Formación Profesional en Lechería de la Universidad Tecnológica (UTEC) dio inicio el 22 de agosto a la segunda etapa del Módulo 2: Medicina Preventiva en Tambo, en sede de la Escuela de Lechería de Nueva Helvecia, del CETP-UTU, en el departamento de Colonia.

Los cursos de este módulo tienen tres áreas temáticas: “Medicina Preventiva de la crianza de terneras”, que se impartió el 1° y 2 de agosto, “Medicina Preventiva de las Rengueras”, que se llevó a cabo el 22 y 23 de agosto, y “Medicina Preventiva de Mastitis”, que se realizará el 12 y 13 de setiembre.

El objetivo general en este caso fue que los participantes fortalecieran sus competencias para implementar, evaluar y monitorear rutinas de trabajo preventivas de rengueras en vacas lecheras.

Esto incluye: adquirir conocimientos sobre las enfermedades podales haciendo foco en los principales factores de riesgo que las originan, realizar diagnósticos precisos y comprender las claves para un tratamiento exitoso, aplicar la técnica del recorte funcional y prácticas operativas de manejo que faciliten la rutina laboral, y adquirir las bases para el monitoreo sanitario y la construcción de un programa de medicina preventiva de rengueras.

El viernes 22 el coordinador del Programa de Formación Profesional en Lechería, el médico veterinario y máster en Ciencia Animal, Juan Manuel Ramos Rama, realizó una conceptualización técnica de la problemática de las rengueras y se enfocó en la comprensión de sus factores de riesgo y los puntos clave para la prevención de las rengueras en las vacas lecheras.

“El concepto de base es que cuando la renguera afectó a la vaca lechera, cuando la vaca se puso coja o renga, de alguna manera el impacto sobre producción de leche ya está hecho. Entonces el objetivo fundamental de este espacio dedicado a las rengueras fue entender la problemática desde el punto de vista de cuáles son los principales factores de riesgo que tienen capacidad de enfermar a las vacas y producirles lesiones”.

Básicamente, explicó Ramos Rama, son factores de manejo animal, de diseño de instalaciones, u otros vinculados a la alimentación y nutrición, la higiene y carga bacteriana del tambo.

El coordinador del Programa de Formación Profesional en Lechería indicó que se hizo hincapié en entender la problemática en forma global, por lo que el curso también se centró en las técnicas de diagnóstico y los tratamientos que hay que seguir una vez que la renguera aparece.

“Es una realidad que la vaca renga va a existir siempre porque existen factores de riesgo que están muy asociados a la alta producción de leche. Por eso, el segundo enfoque del curso fue cómo diagnosticar y tratar los casos clínicos cuando la vaca lechera ya está enferma”.

Antes de trabajar directamente con las vacas en tambo, los participantes practicaron con piezas anatómicas.

“Lo que hicimos fue escalonar la parte práctica: que las personas tomen contacto con el aparato locomotor de las vacas, que realicen la técnica del recorte funcional de pezuñas con piezas anatómicas (patas de matadero). Eso es importante porque si no entienden la dinámica, pueden lesionar a las vacas. Al otro día, el sábado, las personas trabajaron directamente con las vacas”.

En el trabajo con las vacas lecheras, además de aprender la metodología del recorte funcional de pezuñas, los participantes realizaron la práctica de pegar tacos ortopédicos, entre otros métodos de tratamiento de lesiones.

Posteriormente, explicó Ramos Rama, se realizó un taller en el que se evaluó cómo debería armarse un programa de medicina preventiva a nivel de los tambos: “cuáles serían los puntos básicos de un programa de estas características que tendríamos que llevar adelante en un tambo enfocado en el área rengueras. Para ello hicimos una mesa redonda de discusión sobre la temática que fue muy fructífera”.

El médico veterinario opinó que hay escasa formación en el área rengueras en el país.

“En general hay poca comprensión de la problemática en forma integral y está muy poco abordada en los sistemas de producción de leche”.

Foto: Guillermo Canova.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: