Cargando...

Ingresa tu búsqueda

“No hay competitividad sin conocimiento”

Este martes y miércoles 6 y 7 de noviembre se desarrolló en el Radisson Montevideo Victoria Plaza Hotel la segunda edición del simposio internacional en ciencia y tecnología de lácteos Inlactis, un evento organizado por el Instituto Nacional de la Leche (Inale), la fundación del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latitud) y la Universidad Tecnológica (UTEC).

Inlactis reunió a expertos del más alto nivel con el objetivo de promover y acercar la discusión tecnológica y científica de temáticas de interés a industrias, pymes y empresas artesanales del sector, promoviendo la difusión de conocimientos a profesionales, productores, estudiantes y empresarios del sector lácteo industrial nacional y de la región.

La apertura del evento contó con la presencia del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y con la oratoria de jerarcas de las tres instituciones organizadoras.

Ricardo de Izaguirre, presidente del Inale, valoró la buena voluntad de los expertos provenientes de Australia, Suiza, Estados Unidos, Irlanda, Nueva Zelanda, Francia y Argentina, para compartir su conocimiento con estudiantes, docentes, productores e industriales uruguayos.

“Pretendemos que esta actividad nos estimule y nos lleve a un mayor conocimiento de lo que existe a nivel mundial. Y que los productores queseros artesanales y los de las industrias, los trabajadores, puedan llegar a esos conocimientos, para enriquecernos mutuamente”, expresó.

Fernando Fontán, presidente de Latitud, Fundación LATU, dijo que es una “enorme satisfacción” ser parte de esta “oportunidad de acercamiento del conocimiento científico de clase mundial”.

“Para nosotros, como fundación de investigación y desarrollo, es un enorme privilegio compartir aquí con este evento con Inale y UTEC. Es un triunvirato importante donde está una institución educativa de alcance nacional, un instituto de fomento de un sector tan importante como es la lechería, y nosotros, que somos un aliado para trabajar un proyectos de desarrollo e investigación”.

El consejero de UTEC Pablo Chilibroste en su oratoria destacó la importancia de aportar conocimiento y capital humano capacitado para el desarrollo del sector lácteo.

“Nosotros estamos aquí porque queremos que la lechería uruguaya se desarrolle y el desarrollo de la lechería uruguaya implica una industria integrada en el mundo. Y hoy eso implica que la industria tiene que ser muy competitiva (…) Cuando analizamos el problema desde ahí vemos dos aspectos centrales: no hay desarrollo de competitividad en el mundo de hoy que no esté basado en el conocimiento. Eso es así en todas las áreas y no va a ser diferente en la lechería”.

Esa es un área, dijo, en la que UTEC debe aportar y fue así que desde su génesis apostó por dos carreras vinculadas al sector –Tecnólogo en Manejo de Sistemas de Producción Lechera y Licenciatura en Ciencia y Tecnología de Lácteos-.

“Otro aspecto fundamental para cualquier industria es la disponibilidad de recursos humanos bien formados. Y esa ese es otro de los temas en los que desde UTEC tenemos la responsabilidad de desarrollar. Por eso hay un equipo de gente que se va armando y estructurando centrado en Colonia La Paz y en Nueva Helvecia que está tratando de estar a la altura de las circunstancias y ser protagonistas en el desarrollo de conocimiento”, afirmó.

La respuesta que puede brindar esta universidad, continuó Chilibroste, “sólo va a tener sentido si se articula con el sector, si se articula con las industrias, con los servicios, con la propia sociedad local y la sociedad nacional”.

El cierre estuvo a cargo de Enzo Benech, quien definió a Inlactis como “una de las actividades más importantes y sensibles de la cadena láctea”.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca repasó una serie de cifras para dimensionar la importancia de la lechería en Uruguay.

“Este sector es fundamental porque en el país del 100% de la leche que se produce, sólo el 30% solo la consumimos en el mercado interno. El 70% tenemos que venderla al mundo. En el mundo, en cambio, el 10% de la leche que se produce ingresa al mercado y el 90% la consumen los propios países. Por lo tanto, ahí tenemos un tema desafiante. Nosotros tenemos que ser competitivos para venderle al mundo”.

Para el desarrollo de la lechería –que es el tercer rubro de exportación de nuestro país- es necesario hacer “los máximos esfuerzos de articulación interinstitucional, cada uno poniendo lo que tiene que poner” aseguró.

“Creo que tenemos que agudizar el ingenio y comprometernos todos. Comparto totalmente lo que decía Chilibroste: no hay desarrollo sin competitividad, y no hay competitividad sin conocimiento. Creo que ahí está la clave de la situación. Difícilmente logremos revertir esto sino logramos ser más competitivos, más desafiantes y más innovadores”, finalizó.

Para conocer más sobre el evento ingresá aquí.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: