Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Estudiantes de UTEC encontraron soluciones para niños de Teletón y las llevarán a la práctica

Del desafío Ingenio-Tón participaron jóvenes desde los primeros años de las carreras Tecnólogo en Ingeniería Biomédica e Ingeniería en Mecatrónica de UTEC Fray Bentos y tres grupos resultaron ganadores con apoyo de ANII y ANDE

Un niño que vive en una zona rural y su silla de ruedas no se adapta a terrenos irregulares; una computadora que necesita cambios de diseño y software para adaptarse a personas con dificultades motrices, y andadores con mejoras para permitirle a las personas mayores autonomía al caminar, son algunos de los desafíos que estudiantes de diferentes carreras de UTEC Fray Bentos buscaron solucionar en el desafío Ingenio-Tón, aplicando mecánica, electrónica y matemáticas.

Ingenio-Tón, que va por su segunda edición y es coorganizado por UTEC, es una actividad abierta a que jóvenes de todo el país de diferentes instituciones presenten soluciones a problemas que se dan en Teletón. De hecho, además de UTEC se presentaron equipos de estudiantes de la Universidad de la República.

En un evento presencial en Montevideo a fines de 2020 y ante jurados que evaluaron las propuestas, se seleccionaron cinco finalistas y recientemente se definieron tres ganadores que podrán llevar a la práctica sus soluciones con un financiamiento de $100.000 aportados por ANII y ANDE para llevar las ideas a la práctica.

De los 58 inscriptos, 53 fueron estudiantes de UTEC de las carreras Ingeniería en Mecatrónica y Tecnólogo en Ingeniería Biomédica que se dictan en Fray Bentos y pertenecen a la Universidad los tres ganadores.

La mayoría de los equipos estuvieron conformados por estudiantes de primer año, confirmando que desde los comienzos de estas carreras los jóvenes pueden aportar soluciones a problemas reales. “Ingenio-Tón profundiza el modelo UTEC de educación tecnológica y aplicada. Estudiantes que están cursando los primeros años ya están creando prototipos, buscando soluciones y pensando ‘outside of the box’”, explicó Anelisse Plachicoff, Analista de Proyectos de UTEC, quien fue la contraparte por UTEC para organizar junto a Teletón el desafío Ingenio-Tón. Por otro lado, trabajar en Ingenio-Tón también intensifica el lineamiento de trabajar orientado al desarrollo económico y social del territorio en el que se está inserto. “Se buscaron soluciones a situaciones de discapacidad que nos tocan de cerca sobre todo al estar el centro Teletón en la ciudad de Fray Bentos”, destacó Plachicoff. “La idea fue que UTEC pudiera colaborar con problemáticas que tienen algunos de los pacientes de Teletón, teniendo en cuenta que también Teletón tiene descentralizado un local en Fray bentos que lo queremos potenciar y queremos que la Universidad trabaje en sinergia para lograr mejor acceso de la tecnología”, destacó Andrés Moller, director del Instituto Tecnológico Regional (ITR) Suroeste de UTEC ubicado en Fray Bentos. Destacó la importancia de la guía de los docentes para que estudiantes de todos los niveles de las carreras de UTEC participen, incluso desde primer año.

“Queremos desarrollar en ellos la posibilidad de empezar a empatizar y a la vez incorporar el pensamiento en diseño para que la innovación pueda empezar a desarrollarse desde temprana edad”, destacó Moller.

Una silla de ruedas para suelos irregulares

Un niño de cuatro años, vive en una zona rural y padece una malformación que le afecta la mitad inferior del cuerpo, depende de una silla de ruedas para transportarse y su principal obstáculo para desplazarse es el suelo irregular. Cinco estudiantes de Ingeniería en Mecatrónica en UTEC Fray Bentos (Federico Ferreira, Gianella Álvarez, Ian Polasky, Paulo Da Costa y Josefina Fassani) se reunieron, recibieron la guia de docentes de UTEC y diseñaron un sistema portátil y plegable para una silla autopropulsada que ya posee, es decir, una adaptación a la silla de ruedas a la que le sumaron técnicas mecánicas y electrónicas.

“Es un gran desafío que sabemos podemos llevar a cabo debido a que todos tenemos las habilidades matemáticas, electrónicas y mecánicas necesarias. Aún no tenemos experiencia emprendiendo pero nos interesamos en este desafío porque la causa nos parece súper noble”, plantearon los estudiantes de UTEC en las descripción del proyecto. Estudiaron diferentes alternativas disponibles, participaron de talleres con técnicos de Teletón, de UTEC y de la Universidad ORT e idearon una adaptación nueva que con $100.000 llevarán a la práctica ya que fueron uno de los equipos ganadores.

Una computadora más amigable

Los problemas motrices pueden llevar a que una persona dependa de otra para encender la computadora y para usarla con fines didácticos o de estudio. Cuatro estudiantes del último semestre de la carrera Tecnólogo en Ingeniería Biomédica de UTEC en Fray Bentos (de tres años de duración) se reunieron para encontrar una solución para una persona que concurre al centro Teletón que necesitaba usar una computadora pero estaba siempre dependiente de ayuda. Tiene una consola con un joystick y botones pero no son de las dimensiones adecuadas y el software tampoco es el ideal. Si bien pensaron en ayudar específicamente a alguien con problemas motrices a utilizar la computadora que la persona

utiliza para hacer actividades didácticas y de formación académica, la solución que idearon también la podrían utilizar otras personas con problemas similares.

“Decidimos afrontar este desafío porque abarca temas vinculados a nuestra carrera y es mediante la aplicación de estos podremos desarrollar una solución competente”, plantearon en la descripción del proyecto los estudiantes de tercer año Micaela González, Juan Miguel Bentos, Maximiliano Vespa y Martín Machado.

La solución se centra en tres puntos: usar la herramienta “eye tracker” que analiza los movimientos oculares de la persona y genera a partir de ellos acciones y movimientos en la computadora, en segundo lugar la integración de software con teclado predictivo y sintetizador de voz para que pueda usar ambos al mismo tiempo y por último la integración de software y hardware con una botonera con pulsadores con un diseño a medida que se integran de manera amigable para que la persona no se fatigue con el uso y solo necesite de una entrada USB. El proyecto se llevará a la práctica, han sido uno de los equipos ganadores.

Walktec, tecnología para caminar

Diego García comenzó a estudiar Ingeniería en Mecatrónica en UTEC y ya tiene experiencia trabajando en talleres de mecánica automotriz. Junto con sus compañeros Martín Rodríguez (con conocimiento previo en electrónica y mecánica) e Iván Schur (amante de las matemáticas y los cálculos y a cargo de la simulación gráfica en el proyecto), se puso a trabajar en la primera experiencia para desarrollar un producto. Investigaron, recopilaron datos e intercambiaron ideas sobre el uso de andadores en la rehabilitación de pacientes con problemas para desplazarse por sus propios medios. Al igual que el equipo de estudiantes de Biomédica de UTEC, este grupo de estudiantes de Mecatrónica también trabajó en una solución para este problema y desarrolló un sistema motorizado automatizado que se adapta a los andadores comunes del mercado para ayudar a las personas a una más rápida y segura recuperación sin tanta ayuda de un asistente. Desarrollaron una solución que también se llevará a la práctica y puede hacerse por menos de $100.000.

Un andador motorizado

Nicolás Martinez estudia el primer año de la carrera Tecnólogo en Ingeniería Biomédica en UTEC y son sus primeras experiencias de trabajo en el área de ingeniería. También para Catherine Borges que se siente confiada en encarar un trabajo que tiene mucho de electrónica por haber asistido a talleres en UTU al respecto. Freddy Faller hizo el bachillerato en electro electrónica así que el trabajo con motores no lo tomó de improviso. Juntos, buscaron una solución para que una persona con alguna discapacidad motriz de los miembros inferiores pueda ganar autonomía en su vida cotidiana. El proyecto se centró en diseñar un andador motorizado que pueda brindarle a una persona el sostén para mantenerlo erguido y a su vez un pequeño impulso para trabajar sobre la marcha en un tratamiento de rehabilitación. Con la ayuda técnica y materiales proporcionados por docentes de la carrera en UTEC, llegaron a la propuesta de un dispositivo universal con un regulador de altura para que se adapte a pacientes de diferentes alturas, también se pliega y es simple de guardar y lleva batería con carga completa en dos horas, propuesta que ya cuenta con un ejemplo a escala. Si bien no resultaron ganadores puede concretarse con los $100.000 en caso de conseguir otro financiamiento.

Un “empujón inicial”

Estabilidad al caminar, este es el objetivo. Quienes pueden caminar pero tienen algunas dificultades a veces necesitan ese “empujón inicial” en los procesos de rehabilitación para que puedan dar sus pasos, pero para eso necesitan también un andador motorizado y multicontrol que permita ayudarlos, planteó un equipo de cinco estudiantes de tercer año de Ingeniería en Mecatrónica de UTEC Fray Bentos (Ramiro Bentancur oriundo de Treinta y Tres, Martín Bonilla de Canelones, Ignacio Conde de San José y Facundo Castroman y Patricia Barboza, ambos de Fray Bentos). Se conocieron en UTEC en 2018 y ya han tenido oportunidades de trabajar juntos en diferentes oportunidades, por eso decidieron trabajar juntos nuevamente, esta vez para resolver un desafío de Ingenio-Tón. Realizaron entrevistas con expertos y acudieron a Teletón Fray Bentos para poder ver de primera mano el funcionamiento de diferentes andadores multicontrol. Desarrollaron una solución de andador compuesto por ruedas motorizadas que se pueden sujetar en cualquier tipo de andador y conectado por un USB a un microcontrolador. Permite a bajo costo (por menos de $100.000) lograr motorizar un andador con varias funcionalidades y utilizable por distintos usuarios.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: