Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Escuela de Lechería de Nueva Helvecia

Se dio cierre al Módulo de Medicina Preventiva en Tambo del Programa de Formación Profesional en Lechería

El sábado 13 de setiembre en la Escuela de Lechería de Nueva Helvecia, del CETP-UTU, se dio cierre a la tercera etapa del Módulo 2: Medicina Preventiva en Tambo, de la Universidad Tecnológica (UTEC).

Los cursos de este módulo tuvieron tres áreas temáticas: “Medicina Preventiva de la crianza de terneras” que se impartió el 1° y 2 de agosto; “Medicina Preventiva de las Rengueras”, que se llevó a cabo el 22 y 23 de agosto; y “Medicina Preventiva de Mastitis”, que se realizó el 12 y 13 de setiembre.

En esta última etapa del Programa los participantes trabajaron sobre sus competencias para implementar, evaluar y monitorear rutinas de trabajo preventivas de la mastitis en vacas lecheras.

Las jornadas del 12 y 13 de setiembre contaron con la participación de la Dra. Claudia Vissio, docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Río Cuarto, la veterinaria y Msc, Elena de Torres, docente invitada de la Facultad de Veterinaria de la UdelaR, la veterinaria y asesora en mastitis, Mette Bouman, el médico veterinario argentino, Dr. Alejandro Larriestra, PhD y profesor de Epidemiología en la Facultad de Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional de Río Cuarto, y el veterinario y Msc en Ciencias Lecheras en la Universidad de Wisconsin-Madison, Martín Pol.

El cierre del segundo módulo estuvo a cargo del Dr. Juan Manuel Ramos Rama, coordinador del Programa, quien hizo el siguiente balance del curso.

“Fue positivo en el sentido que los participantes pudieron adquirir herramientas para llevar a sus sistemas de producción, de manera de poder realizar un diagnóstico precoz tanto sea de las afecciones de las rengueras, de la salud de la guachera y de los problemas de mastitis”.

Ramos Rama resaltó la dinámica teórico-práctica de las clases y la variedad de docentes con la que se contó en esta doble jornada.

“Participaron docentes con muchísima experiencia clínica y de campo en el abordaje de las diferentes problemáticas de la salud animal, y a su vez, el Programa también se nutrió de la epidemiología, con el poder entender cómo se presenta una enfermedad, cómo es la mejor manera de evaluar su impacto económico y sus factores de riesgo. En base a esos puntos los participantes aprendieron cómo elaborar programas de medicina preventiva para el tratamiento de esas afecciones”.

La heterogeneidad del grupo –que estuvo compuesto por veterinarios, ingenieros agrónomos y trabajadores de tambo- fue destacada tanto por el coordinador del Programa, como por los docentes y los participantes.

“Me siento muy conforme con la elección de los docentes que participaron porque no solamente combinaron teoría y práctica de muy buena manera sino que también se adaptaron a la diversidad de las personas que concurrieron. La heterogeneidad de los estudiantes enriqueció mucho al curso porque cada uno traía sus preguntas desde su lugar de trabajo y fue, por tanto, un gran desafío llegar con conceptos claros y útiles para todos. Y creo que eso se logró”.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: