Cargando...

Ingresa tu búsqueda

El Parque Tecnológico Regional Norte es viable y funcionará como un polo de innovación regional

Así lo anunciaron este miércoles en el ITR Norte los consejeros de la Universidad Tecnológica, Graciela Do Mato y Rodolfo Silveira, junto al director de Descentralización e Inversión Pública de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Pedro Apezteguía, en el marco de la presentación de los avances del estudio de viabilidad y plan maestro del tecno-parque que derivó una serie de retos a superar en distintas etapas.

En cuanto al modelo de Parque Tecnológico que surge de este informe, Do Mato indicó, “vamos a hablar de un Parque Tecnológico Regional Norte, no solo de Rivera, es un parque donde las universidades e institutos de investigación están dentro, un parque que debe generar un corredor de innovación desde el Sur de Brasil, porque tenemos socios estratégicos muy importantes como IFSUL; hasta Tacuarembó, o hasta Durazno, o Montevideo. Porque vamos a estar abiertos a todos los proyectos de innovación que se presenten más allá de la región”. Además resaltó, “será un parque público nacional, con financiación del gobierno central y local”, alegando que buscar la binacionalidad en esta etapa no es aconsejable por el tiempo que podría insumir, por lo que, “será nacional pero podrá funcionar como un corredor binacional con los convenios establecidos”, indicó.

La visión de Parque Tecnológico que se alcanzó durante las dos semanas de entrenamiento en Corea, es la de “un hub de innovación regional y un polo de desarrollo basado en el conocimiento y la educación, especializado en los sectores agroalimentario y forestal”.

La próxima fase que se debería cumplir entre 2020 y 2022 es la de “Estructuración y Preparación”. Los desafíos fundamentales de esta etapa son “lograr el compromiso político del nuevo gobierno nacional y local o regional”, el “establecimiento de alianzas de entidades clave (UTEC, UdelaR, ANEP, INIA, MIEM, OPP y la intendencia de Rivera)”. Lograr “incluir el proyecto dentro del presupuesto nacional quinquenal”. Buscar “financiación de otras fuentes a través de la cooperación internacional”. Otro de los aspectos a trabajar es la “reglamentación de la Ley N° 19.784” de Declaración de Interés Nacional, Promoción y Desarrollo de Parques Industriales y Científico-Tecnológicos. Se aconseja que para la puesta en marcha del parque tecnológico se cuente con al menos dos “empresas ancla” desde el comienzo, las cuales deberán ser captadas también en estos primeros años, indicó la consejera Do Mato durante su presentación.

Superando los retos de la primera etapa, debería iniciarse una segunda en el período 2023-2027, la fase de “construcción y puesta en marcha de los programas” que exigirá nuevos desafíos como el “desarrollo de las capacidades del parque, como punto de referencia para el desarrollo de políticas de desarrollo regional, la puesta en marcha de convenios estratégicos con otras entidades del gobierno y con terceros”. En materia de infraestructura la “construcción de la primera fase y licitación de la segunda”. También se deberá “poner en marcha los programas de incubación, fomento de la demanda por innovación en compañías existentes y transferencia de tecnología”.

De 2028 en adelante comenzaría una nueva etapa donde el objetivo principal debería ser la “expansión y consolidación” del parque en la región.

El consejero de UTEC, Rodolfo Silveira, resaltó los antecedentes que permiten que hoy se esté avanzando en este proyecto: “esto tiene una historia previa, estas cosas no suceden por casualidad. El informe que hoy presenta Graciela (Do Mato) es producto del viaje a Corea del Sur que realizó junto a toda una delegación conformada por los actores que deben estar involucrados. Esto surge de una larga vinculación, en primer lugar con el Banco Interamericano de Desarrollo, que fue quien financió esta consultoría a través de una donación de las empresas privadas de Corea, una especie de cámara de industrias que tiene un fondo de donación para países en desarrollo, y para llegar a esta instancia es muy importante la confianza que les genera Uruguay como país que hace buen uso de los recursos cada vez que recibe una donación de este tipo”.

El director de Descentralización e Inversión Pública de OPP, Pedro Apezteguía, explicó por qué este parque tecnológico debería estar en Rivera y mostró indicadores de la realidad socio-económica en esta zona del país. “Rivera recién en 2008 bajó a menos del 10% la cantidad de hogares pobres. Esa es una de las motivaciones, la distribución de la riqueza desigual. Tampoco ha logrado llegar al promedio del ingreso per cápita del país. Mientras el promedio nacional aumentó un 72%, en Rivera el aumento es del 67% desde 2006 hasta 2018. Una hipótesis de las causas es su bajo desarrollo educativo, es uno de los departamentos del país que presenta el mayor porcentaje de población con Primaria como último nivel de educación, y uno de los que presenta los porcentajes menores de educación Secundaria terminada”, señaló.

Asistieron al evento el intendente departamental, Cr. Richard Sander; el secretario general, Arq. José Mazzoni; la Ing. Agr. Blanca Montejo, en representación del MIEM; Eduardo Pereira en representación del Ministerio de Turismo; el Arq. Francisco Centurión, gerente de la Agencia de Desarrollo de Rivera; el Dr. Mario Clara, director del Centro Universitario de Rivera (UdelaR); el profesor Miguel Dinis, por el Instituto Federal Sul-riograndense (IFSUL); el Prof, Ricardo Olivera, director de la Escuela Técnica Superior; el Prof. Richard Borges, director de Polo Tecnológico de CETP/UTU; representantes del Centro de Competitividad Empresarial de Rivera, autoridades de UTEC de todo el país, miembros del sector productivo de la región, y medios de comunicación.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: