Cargando...

Ingresa tu búsqueda

El “milagro coreano”

Colaboración Universidad-Industria en la Innovación: el caso de Corea del Sur

Wonjoon Kim, Profesor Asociado del Departamento de Gestión Empresarial y Tecnológica, Escuela de Posgrado en Innovación y Gestión Tecnológica; y del Departamento de Gestión de la Ciencia del Korea Advanced Institute of Science and Technology (KAIST), relató cómo se alcanzó el “milagro coreano”, que refiere al impulso de la economía de ese país en base al desarrollo de capacidades de I+D+i por parte de las instituciones de educación superior.

La conferencia se dio en el marco del Simposio “Universidades Tecnológicas: desarrollo, innovación y competitividad”, realizado el jueves 13 de agosto en la Sala de Actos del Laboratorio Tecnológico del Uruguay.

De acuerdo con el experto surcoreano, el KAIST ayudó a la economía de ese país a crecer en las últimas dos décadas principalmente por su agilidad y flexibilidad, y por la estrecha relación que tuvo con la industria.

El secreto del “milagro coreano” tuvo que ver con la innovación, aseguró, en especial con la inversión para el desarrollo de la educación superior, fundamentalmente en las áreas tecnológicas.

La estrategia se focalizó en las industrias de acero, electrónica, automotriz y de construcción naval, y en la petroquímica industrial.

“El KAIST fue de las principales organizaciones que se avocó a la innovación y al desarrollo capital humano calificado para apoyar el crecimiento de esas área. Al cabo de unos años, las empresas se transformaron en las líderes a nivel mundial”, dijo Kim.

El KAIST nació en 1971 con el objetivo de formar capital humano altamente calificado que pueda acompañar la transformación de la industria surcoreana. Especialmente para acrecentar la capacidad absortiva del país del conocimiento de avanzada y transformarlo en capacidad para las empresas nacionales.

La República de Corea implementó una serie de políticas para acelerar transiciones estratégicas interrelacionadas, que incluyeron el desarrollo de habilidades para la actualización educativa y profesional -observando lo hecho por empresas de Japón y Estados Unidos-, y una transformación exitosa del viejo modelo económico basado en la agricultura hacia uno basado en la industria del conocimiento.

“El impulso del conocimiento científico y de base tecnológica es fundamental en el desarrollo y la transformación de la industria, y de la evolución del mercado hacia una economía basada en la innovación y el conocimiento”, aseguró.

El diseño de la UTEC, opinó, “tiene que estar fuertemente vinculado con las necesidades y los caminos estratégicos que toma el país. Cuando se planifica el desarrollo de UTEC se debe conjuntar con el plan de crecimiento educativo, industria y económico de Uruguay mirando 10 años hacia adelante”, opinó.

Kim presentó siete lecciones clave del KAIST para UTEC, que le servirán para su desarrollo de como institución educativa de excelencia:

  • Fuerte voluntad política del gobierno.
  • Fuerte apoyo externo en períodos tempranos.
  • Alto nivel de independencia.
  • Adquisición de profesores de gran talento.
  • Adquisición de estudiantes muy talentosos.
  • Interacción activa con la industria.
  • Código cultural único.

El Prof. explicó que en el caso del KAIST el apoyo político y económico en sus inicios fue trascendental para su fase de puesta en marcha, pero se explayó especialmente en los últimos puntos.

En el KAIST se desarrolló un estricto sistema de méritos para la contratación y la promoción de los profesores. Se optó por contratar solamente a docentes con doctorados para integrar la plantilla, y se desarrollaron fuertes incentivos económicos para que los docentes que se encontraban en la diáspora retornaran al país para realizar docencia e investigación.

En relación a Código Cultural Único, el KAIST sostuvo que UTEC debería encontrar su cultura basándose en su propia cosmovisión de la educación superior tecnológica. La cultura incluye desde códigos de conducta para el personal y el estudiantado, a una propia manera de evaluación, y en definitiva, a una cultura que diferencia a UTEC de las demás instituciones del sistema educativo uruguayo.

Video de la conferencia del Prof. Wonjoon Kim.

* Las intervenciones realizadas en el idioma inglés no están subtituladas. Serán incorporadas al video a la brevedad.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: