Cargando...

Ingresa tu búsqueda

Egresó la segunda generación del Cefomer

El viernes 12 de julio se llevó a cabo el acto de clausura y entrega de certificados del curso Técnico de Mantenimiento de Parques Eólicos del Centro de Formación en Operaciones y Mantenimiento en Energías Renovables (Cefomer).

Cefomer es una iniciativa conjunta de la Dirección Nacional de Energía (DNE-MIEM), la Universidad Tecnológica (UTEC), el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP), la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), la Cámara Nacional de Comercio y Servicios y el PIT-CNT, para la capacitación a personas interesadas en desarrollar su actividad profesional en energías renovables de forma de aumentar sus conocimientos teóricos y prácticos.

Fueron 28 estudiantes los que se graduaron en la segunda edición que se desarrolló entre los meses de abril y junio en Durazno, en modalidad semi presencial. De esta forma, sumados a los 27 que habían egresado en la primera experiencia culminada en diciembre de 2018, Uruguay cuenta con 55 graduados de este curso de Técnico de Mantenimiento de Parques Eólicos.
El curso busca cubrir la demanda de formación en esta materia para Uruguay y la región, con el apoyo académico de la Asociación Eólica Empresarial (AEE) de España.

El curso de Cefomer contó también con el apoyo de la Fuerza Aérea Uruguaya, que nuevamente puso sus instalaciones de Durazno a disposición de los estudiantes que lo necesitaran para que permanecieran allí mientras durara el curso.

El evento contó con la participación de autoridades de las instituciones que conforman el Cefomer, estudiantes, docentes y público en general.

El encargado de dar la bienvenida fue el consejero de UTEC Rodolfo Silveira, quien destacó el trabajo interinstitucional de esta iniciativa en la formación de un área con gran presente y mejor futuro.

“Acá estamos tratando de aggiornar el conocimiento a un mundo que viene cambiando bastante más rápido de lo que pensábamos hace 20 años. Entonces este ejercicio que hoy ustedes hicieron de trabajar formándose en un área específica, como son las energías renovables, les da la posibilidad de acercarse a tecnologías nuevas, trabajando en equipo y entendiendo que el futuro del trabajo requiere de aprendizajes continuos”, expresó.

El consejero felicitó a los estudiantes que culminaron el curso y agradeció a las instituciones que trabajaron junto con UTEC para hacerlo posible.

“Les tengo que agradecer a los estudiantes que hayan tenido la confianza de que la Universidad y los organismos que hemos trabajado en este emprendimiento seamos capaces de contribuir a que la calidad de vida de nosotros sea cada vez mejor, para que las generaciones que vengan tengan el futuro que, en definitiva, todos queremos”.

El director general de Inefop, Eduardo Pereyra, reconoció a todos los técnicos y docentes que trabajaron para que el curso sea un éxito.

“Los proyectos a veces son fáciles de crear, pero no siempre son fáciles de sostener. Que estemos concretando una segunda edición de esta capacitación articulada entre diversas instituciones no es fácil. Y eso merece un reconocimiento”, dijo.
Asimismo, valoró el apoyo de las empresas, las cámaras empresariales y el sector sindical, por el “compromiso de seguir apostando a creer en esta formación, que es tan importante para el desarrollo de esta actividad en el Uruguay”.

Pereyra sostuvo que al concluir positivamente esta segunda edición del curso, el proyecto quedó convalidado, lo que “nos hacen pensar en continuar por este camino”, agregó.

Danilo Dárdano, secretario de Política Industrial de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra) – PI-CNT, subrayó la importancia de este tipo de formaciones en el marco de un empleo que es cada vez más cambiante por el avance tecnológico.

En esa línea, reconoció la participación del gobierno con el acompañamiento de “los empresarios, los trabajadores, la academia y la Fuerza Aérea. El camino debe ser ese: el del trabajo conjunto entre todos”.

A través de un video, la coordinadora del curso por AEE, Elena Velázquez, calificó como un “verdadero éxito” la segunda edición del curso de Técnico de Mantenimiento de Parques Eólicos.

“Para la AEE la formación es uno de los pilares estratégicos por el cual se entiende el desarrollo tecnológico del sector. La energía eólica necesita de profesionales que tengan grandes capacidades y experiencia para que puedan desempeñar sus labores en todas las actividades del sector con seguridad. Por eso, para el desarrollo del curso se cuenta con grandes profesionales de empresas con presencia internacional y con muchos años de experiencia a sus espaldas”, indicó.

La subsecretaria del MIEM, Olga Otegui, celebró el desarrollo de formaciones de este tipo, ya que vienen alineadas con el cambio de la matriz energética.

“En 2008 tomamos la decisión en conjunto con varios actores políticos de ir hacia una política energética, que hoy nos permite hablar de más de 40 parques eólicos en todo el país, con más de 1.500 megas eólicos instalados”.

La instrumentación de esa política energética vino acompañada con otros desafíos, siendo uno de los principales la formación de capital humano capacitado para trabajar en estos parques.

En ese sentido, destacó especialmente el trabajo en equipo y articulación interinstitucional y que el curso se desarrolle en Durazno, ubicado en el centro del país, ya que los aerogeneradores se encuentran desplegados en distintos puntos del territorio nacional.

Otegui indicó que se continuará con esta formación específica en energía eólica y que en el futuro se desarrollará un curso con el foco puesto en la energía solar.

Antes de la entrega de los certificados, tomaron la palabra dos alumnos en representación de esta nueva generación de Cefomer: Patricia Arias y Samuel Schiera.

En opinión de Schiera aportó mucho la modalidad semipresencial, especialmente para aquellos que vinieron de lejos para asistir al curso.

“El curso nos sirvió para entender cómo trabaja una turbina eólica, cómo hacer el mantenimiento pero a su vez comprendimos todas las fases de un proyecto, desde su inicios hasta la puesta en marcha”, aseguró.

Saludó especialmente al equipo docente y técnico por su calidez y su predisposición para evacuar dudas en todo momento, así como también para apoyar en temas logísticos cada vez que fuera necesario.

Arias, estudiante venezolana, definió como una “oportunidad muy valiosa poder participar en un curso que nos dejó un gran aprendizaje”.

“Esto es una política de desarrollo de país muy importante que fomenta que la gente quiera aprender. Ojalá que sirvamos de motivadores para las personas que vienen detrás. Cuando las oportunidades se presentan, hay que tomarlas”, concluyó.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: