Cargando...

Ingresa tu búsqueda

A un mes de decretada la emergencia sanitaria por el COVID-19 se afianzan las actividades académicas en modalidad virtual en UTEC

Tras la medida de suspensión de las clases presenciales, hasta el 31 de mayo, con posibilidades de extender este plazo de acuerdo al avance de la situación sanitaria, el proceso de formación de los estudiantes continúa con la implementación de un plan de contingencia que abarca nuevos formatos adaptados al contexto, y que permiten además de asegurar la calidad educativa, la vinculación entre docentes, estudiantes y universidad a distancia.

Cómo ha sido el comienzo de este año lectivo; la adaptación de las diferentes unidades curriculares; qué tipo de tareas se han implementado ante esta nueva realidad; cómo se evalúa la respuesta a la virtualización de las clases; y, qué estrategias se están desarrollando para sostener el vínculo con los estudiantes ante esta emergencia sanitaria.

Desde algunas de las carreras nos contaron sus experiencias, expectativas y de qué forma afrontan esta nueva realidad.

En el caso de la Licenciatura en Tecnologías de la Información, su coordinadora la Lic. Mónica Silvestri, mencionó que el proceso de adaptación de los estudiantes a la nueva modalidad de trabajo no ha implicado mayor esfuerzo, dado que la particularidad de la carrera es, justamente, su modalidad virtual con jornadas presenciales quincenales. En este marco, la licenciatura que se dicta en ITR Centro Sur, en Durazno, y en el ITR SO, en Fray Bentos, mantuvo su formato de trabajo habitual e implementó la realización de la instancia presencial enteramente virtual. Para ello se apoyaron en dos instrumentos, ya manejados de forma fluida por los tutores y estudiantes, la Sala de Videoconferencia con Adobe Connect y trabajos en la plataforma Moodle, en una jornada enteramente en línea de 9:00 a 17:00 horas.
Asimismo, con el objetivo de asegurar la calidad educativa, Mónica informa que están abordando la realización de evaluaciones de los cursos en formato virtual, hasta retomar las jornadas presenciales.

Por otra parte, en el caso de carreras presenciales como Ingeniería en Logística dictada en el ITR Norte, en la ciudad de Rivera, su coordinador Luis García, describe el comienzo del año lectivo como “una oportunidad de potenciar habilidades de aprendizaje y de conducción virtual para todos… en un contexto de diversidad en cuanto a la viabilidad de conectividad y de modo de acceso (celulares, notebooks, tablets, etc.)”, siendo necesario adaptar la forma de dictado de cursos para una participación activa del estudiante.
Luis expresó que ante este nuevo contexto “el foco hoy es avanzar en la teoría y apoyarse en videos de los experimentos o actividades” para ello, ante la imposibilidad de prácticas presenciales en laboratorio, desarrollaron estrategias e implementaron el uso de tecnologías como pantallas compartidas con discusión on line, de construcción en tiempo real, quizzes, análisis de webinars y videos como disparadores de propuestas, entre otros. A modo de ejemplo, menciona el caso de las unidades con mayor uso de pizarrón, que acudieron al uso de doble cámara (Droicam) que incluye el apoyo de blocks donde se escribe mientras se habla, “y así lograr un ida y vuelta con el estudiante que hace lo mismo” acota.
La presencia activa de los docentes, en clase y fuera del horario, y la gestión de trabajos en equipo, son medios a través de los cuales se fortalecen los vínculos y el porcentaje de participación, que es muy alto de acuerdo a lo expresado por Luis García, 100%.

También, desde el Tecnólogo en Ingeniería Biomédica (TIB), la coordinadora Ella Cecilia Escandón, expresó que la adaptación a la nueva modalidad de esta carrera presencial, dictada en el ITR Suroeste en la ciudad de Fray Bentos, ha sido buena. Mencionó que “fue un comienzo con muchos retos, expectativas y asombro” y remarcó la buena adaptación y el logro de sortear problemas técnicos y de conexión.

Ella señala que están implementando estrategias, innovando y adecuando nuevas formas de dar las unidades curriculares, y que la mejora de los contenidos, es una tarea primordial, para adaptarlos a las nuevas circunstancias. A modo de ejemplo menciona que se están generando contenidos visuales, clases pregrabadas para su revisión posterior, guías y orientaciones específicas para el desarrollo de talleres en casa y para entregas en Moodle, fomentándose a su vez el trabajo individual y el colaborativo, además del trabajo en grupo.
Ante la consulta de cómo se evalúa la respuesta a la virtualización hace énfasis en que los docentes se han adaptado y adoptado las plataformas para brindar una mejor clase a los estudiantes, siendo el total de las clases dictadas de manera virtual. Asimismo, si bien hay algunas asignaturas que por su naturaleza resultan más difíciles para los estudiantes, como el caso de Matemáticas y Física, el resto de las unidades curriculares tienen una audiencia del 100% del estudiantado.
Con el propósito de que este escenario no afecte la calidad en el proceso de aprendizaje Ella acota que para las evaluaciones han propuesto la resolución de situaciones problemáticas.

En el caso de la carrera binacional, Uruguay – Brasil, Tecnólogo en Análisis y Desarrollo de Sistemas (TADS), que se imparte en el campus de Santana do Livramento del Instituto Federal Sul-rio-grandense (IFSUL), de acuerdo a disposiciones de esa institución y del país vecino, las clases están momentáneamente suspendidas.

La comunidad UTEC consolida su trabajo y energía en plasmar vínculos y continuar al firme ante impredecibles situaciones como las que nos toca atravesar.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: